FANDOM


Aprendiz Finn Watterson
GatoFinn
Autor Pistacho
Raza Gato antropomórfico
Bando Oscuridad
Mundo Ciudad Disney
Maestro Ryota
Títulos Aprendiz de la Llave Espada, Gato Callejero
Afinidad No Elemental
Llavero Cadena del Reino
Arma Secundaria Garras
Mascota No tiene
Especialidad Elasticidad

Joven gato antropomórfico nativo de Ciudad Disney. Se le puede definir con una palabra: payaso. Bromista, infantil, alegre, pícaro, despreocupado, algo impulsivo y siempre con una sonrisa en la boca, su fama de busca-problemas se extiende por toda la ciudad. Tras ser repudiado por los ciudadanos, se convierte en Aprendiz de la Llave-Espada en Bastión Hueco bajo las órdenes de su nuevo maestro, Ryota.

HistoriaEditar

PasadoEditar

Durante una noche de tormenta, un pequeño cesto aparece en las puertas del orfanato de Ciudad Disney. Dentro lloraba un pequeño gato blanco, de apenas unos días de vida, y con una nota que rezaba su nombre: Finn Watterson. Nadie sabía quiénes podrían ser los padres, nadie conocio a ningún Watterson, pero desde aquel día el orfanato se convirtió en el hogar de Finn.

La vida en el orfanato no era mala como podría parecer. Los dueños, el señor y la señora Ping, cuidaban con cariño y firmeza a los niños sin padres, y nunca le faltó un plato de comida o una cama donde dormir. Una vez que el pequeño Finn cumplió los ocho años, tuvo el permiso para salir a jugar por la Ciudad a sus anchas. Y desde ese momento, el gato empezó a disfrutar de su libertad. Exploraba los rincones de la ciudad, se colaba en todas las atracciones, jugaba con otros niños, hacía trastadas a los vecinos...pasaba más tiempo fuera de casa que dentro, y con el tiempo los ciudadanos empezaron a llamarle "gato callejero". Pero el tiempo pasaba, y poco a poco los niños del orfanato iban siendo adoptados. Todos menos Finn. Aparecían niños nuevos, y tarde o temprano también se iban. Pero a Finn nunca le eligieron.

Todo siguió igual hasta que un día como otro cualquiera, cuando ya tenía diecisiete años de edad, Finn escuchó a escondidas una conversación entre los encargados. Hablaban de qué pasaría con él cuando cumpliera los dieciocho años y tuviera que salir del orfanato. Y entonces Finn abrió los ojos y se percató del problema: faltaba menos de un año para que llegara ese día. Y no tenía ningún lugar al que ir, ni dinero, ni trabajo, ni nada. Dispuesto a evitar una vida de vagabundo, empezó a buscar un trabajo como fuera, aunque su fama de bromista no inspiraba confianza y nadie parecía dispuesto a contratarle. El tiempo corría en su contra y Finn seguía buscando una manera de cambiar su destino.

Segunda SagaEditar

Yo te puedo dar un hogarEditar

Ciudad Disney

Desesperado por no encontrar trabajo, y a falta de un solo día para que llegara su cumpleaños, Finn decide probar suerte en el Castillo Disney. Ante su sorpresa, allí es recibido por el mismísimo Rey Mickey, quien tras escuchar las peticiones del gato decide hacerle una extraña oferta: unirse a los Caballeros de la Llave-Espada. El pequeño ratón desvela a Finn la existencia de otros mundos, así como la de los sincorazón y la Llave-Espada, y le propone alistarse como Aprendiz donde tendría techo y comida asegurados. Aunque indeciso por todo lo que acababa de descubrir, el joven gato decide aceptar la oferta. Antes de marcharse del castillo, Mickey le enseña la Piedra Angular de Luz, la piedra que protege la Ciudad de la oscuridad y de los sincorazón. Para darle tiempo para despedirse y organizar sus cosas, Mickey le cita al día siguiente en el castillo para conocer a su nuevo Maestro.

Emocionado por haber encontrado trabajo, Finn decidió acudir al Retumbódromo para relajarse. Allí encontró el circuito desierto y un extraño vehículo en medio de la pista. Sin nadie que le pudiera detener, se montó en el vehículo y empezó a conducir por la pista. Sin embargo, al poco empezó a sentir una sensación extraña, desconocida hasta ahora. El vehículo despertaba en Finn una sensación de poder y de fuerza tan fuerte que, casi sin darse cuenta, se salió del circuito y se estrelló contra las verjas que daban a algunas casas cercanas. Por suerte, salió ileso, y cuando recobró el sentido se encontró de frente con un tipo extraño, un humano que vestía con ropas elegantes y que se presentó como el dueño del vehículo. El hombre, tras felicitar su manera de conducir, aseguró que él asumiría la culpa del accidente. Nada más escucho eso, Finn salió por patas del Retumbódromo tras darle un nombre falso (por si cambiaba de idea), escapando de un posible castigo que podría truncar la oferta que había recibido del rey.

Rey Mickey

Tras dar un paseo por la Ciudad, Finn volvió al orfanato. Cenó con los demás niños, y ocultó en todo momento la noticia de su nuevo "trabajo" a los encargados del orfanato. Cuando todos se habían acostado, y tras pensarlo mucho y verse incapaz de despedirse en persona, decidió hacer el equipaje y dejar una carta de despedida para todos. Tras coger una foto de todos los niños como recuerdo, salió del orfanato y durmió en la Plaza Mayor hasta la hora del amanecer. Pero de camino al Castillo, todo cambió. Unos guardias salieron a su paso y nada más le vieron, se abalanzaron sobre él para arrestarle.

Fue llevado hasta la Sala del Trono del castillo, donde le esperaba el Rey Mickey junto con un extraño hombre, otro humano, de aspecto cansado y ropas de mago. Ambos, Mickey y Kazuki, acusaron a Finn de haber intentado asesinar a la Reina. La prueba de su "delito" era una sábana con el olor del orfanato, y que solo Finn podía haber dejado. A pesar de jurar y perjurar que era inocente y que él no había hecho nada, ninguno de los dos parecía muy convencido de su inocencia. El interrogatorio fue interrumpido cuando los guardias trajeron a otro detenido, Pete, quien al parecer se había colado en el castillo. Superado por la situación y por el miedo, Finn aprovechó la situación para echar a correr, para intentar huir. Aunque su intento de huida no tuvo mucho éxito, ya que fue detenido con facilidad por Kazuki, quien se presentó como un Caballero de la Llave-Espada y utilizó un hechizo Morfeo para dormir al muchacho. Fue llevado a los calabozos junto con Pete, ambos sospechosos de haber intentado matar a la Reina, y pasaron dos días allí encerrados. Sin duda, fueron dos de los peores días de la vida del gato.

Y llegó el día del juicio. Todos los ciudadanos acudieron a ver cómo los dos sospechosos eran juzgados, y no dudaron en abuchearles e insultarles. Pero la suerte estuvo ese día del lado de Finn, ya que a última hora apareció un testigo que confirmó la coartada del gato: Gilito McPato aseguró que había visto al joven Watterson dormir en la plaza y también cómo Pete había robado de su mochila varias cosas, entre ellas una manta. El testimonio convenció al jurado, que dejó libre a Finn, libre de culpa, y condenó a Pete a ser desterrado de Ciudad Disney, con destino desconocido. Al acabar el juicio, Kazuki se acercó a Finn para comunicarle que, al no poder confiar en él, no podía aceptarle como Aprendiz. Las puertas para viajar a otros mundos se habían cerrado para Finn.

Ryota

Tras el día del juicio, todo fue de mal en peor. Toda la Ciudad le había dado la espalda, nadie quería acercarse a él y mucho menos contratarle, pues lo veían como un delincuente. Finn tampoco quería molestar a los dueños del Orfanato, y procuraba alejarse para que no le vieran. Vivía en la calle, buscaba comida en la basura...se había convertido en un auténtico gato callejero. Pero siete días después del juicio, todo volvió a cambiar. Debajo de un puente para protegerse de una tormenta, el misterioso hombre del Retumbódromo volvió a aparecer frente a Finn. El humano se preocupó por el estado de Finn (de alguna manera, había descubierto su auténtico nombre), y tras insistir por lo que le había pasado, Finn acabó contándole todo lo que había sucedido. Para sorpresa del gato, el hombre parecía estar de su lado, y le hizo una pregunta misteriosa: ¿Qué son esas luces que vemos en el cielo, acompañando a la luna por las noches?. Finn había escuchado de boca de Mickey la auténtica explicación de qué eran en realidad las estrellas, y aunque se suponía que no debía decírselo a nadie, acabó por confesar la realidad: eran estrellas, y cada estrella era un mundo. Tras escuchar eso, el hombre, que en ese momento se presentó como Ryota, aseguró que podía darle un hogar al joven Finn. Explicó que él también era un Caballero de la Llave-Espada, pero que a diferencia de Kazuki y los suyos él buscaba la auténtica verdad. Aunque confuso por las explicaciones de Ryota, la amabilidad que el Maestro había mostrado hacia Finn hizo que el gato aceptara su oferta sin dudas. Agarro la Llave-Espada que le ofrecía, y sintió como el poder entraba en él. Se había convertido en un Aprendiz de la Llave-Espada. Quería abandonar Ciudad Disney, necesitaba volver a empezar en otro lado y poder olvidar la injusticia que había vivido durante esos días. En ese momento apareció junto a ellos una misteriosa niña, Alexis, que al parecer también era una aprendiz, aunque por la mirada asesina que le echó a Finn no parecía muy amable. Tras equiparse con su armadura e invocar su propio Glider, el joven gato estaba listo para partir. Echó una mirada atrás, admirando la ciudad donde había crecido, y se prometió a si mismo que volvería cuando estuviera preparado. Siguiendo a Ryota y a Alexis, Finn dejó atrás Ciudad Disney directo hacia Bastión Hueco. Había encontrado un nuevo hogar.

CronologíaEditar

Segunda SagaEditar


RelacionesEditar

  • Señor y Señora Ping: Una amable vaca y un autoritario toro, encargados del Orfanato, y lo más parecido a unos padres que Finn ha tenido. El día de su marcha el joven gato, incapaz de despedirse de ellos en persona, les deja una carta como despedida. Tras el juicio, y a pesar de haber recibido su apoyo durante ese día, decide no acercarse a ellos ni al Orfanato para no generarles problemas.
  • Niños del Orfanato: Finn guarda una estrecha relación de cariño con los niños del Orfanato, ya que al ser el mayor de todos le ven como su hermano mayor.
  • Rey Mickey: Soberano de Ciudad Disney. Aunque el pequeño ratón se muestra amable durante su primer encuentro e incluso llega a ofrecerle el convertirse en Aprendiz, tras el intento de asesinato a la Reina, sospecha de Finn como posible culpable. Tras el juicio y las malas formas que Su Majestad mostró hacia él, Finn le guarda un gran rencor y sobre todo una gran decepción.
  • Maestro Kazuki: Maestro de Tierra de Partida que junto a Mickey acusó a Finn de intentar asesinar a la Reina. Su actitud vaga y la injusticia que cometió hacia el gato provocaron que este le guarde un gran rencor, llegando al extremo del odio. Le apoda "Kazuki el cara-culo".
  • Maestro Ryota: Finn le conoce tras coger "prestado" su Glider y estrellarse. Después de lo sucedido con el juicio, vuelve a encontrase con él y, tras mantener una charla y recibir por primera vez en días muestras de amabilidad, se convierte en su Aprendiz. Finn le considera su salvador personal, guardándole un profundo respeto y admiración, aunque reconoce que cuando le escucha hablar de verdades y esas historias no entiende nada.
  • Alexis: Aprendiza de Bastión Hueco a la que Finn conoce poco después de convertise en Aprendiz de Ryota. La chica se muestra desagradable y maleducada con el gato, aunque Finn espera que en un futuro puedan llegar a ser amigos.

PertenenciasEditar

CadenadelReino
  • Llavero Cadena del Reino
  • Armadura
  • Glider

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar